DE COVID-19, COMICS Y FRIKIS

DE COVID-19, COMICS Y FRIKIS

Son tiempos convulsos los que nos toca vivir.

Primero, noticias de un virus que rápidamente se va propagando hasta llegar hasta nosotros de una forma abrupta y trágica.

Dada la gravedad y colapso del sistema sanitario, el Gobierno de España decretó, para algunos, tarde para otros cuando ya no había vuelta atrás, el Estado de Alarma, obligando a la población al confinamiento domiciliario durante 15 días, aunque se han añadido 15 días mas, con el fin de evitar la propagación del virus y aplanar la ya famosa curva de contagios, muertes y servicios sanitarios necesarios.

Nosotros, que estamos acostumbrados a disfrutar de las aventuras de héroes imaginarios, hemos visto a estos palidecer ante los verdaderos héroes. Héroes con bata blanca o verde, mascarillas, uniforme de conductores de autobús, uniformes de cajer@s y reponedor@as. Héroes cotidianos sin superpoderes increíbles, pero, quizás, con el increíble poder de seguir al pie del cañón para que los demás tengamos una normalidad dentro de la anormalidad que vivimos.

Las redes sociales se han visto inundadas de propuestas lúdicas para que, dentro de nuestra burbuja domiciliaria, tengamos aun mas contacto con el mundo exterior. Desde cursos de diferentes índoles hasta escapes rooms virtuales.

Dentro de este confinamiento, también ha habido espacio para la critica. En un momento en el que todos tomamos consciencia de la necesidad de quedarnos en nuestras 4 paredes, hasta hace poco añoradas y actualmente constrictivas, vemos como hay editoriales, distribuidores y demás que ven el confinamiento como otra posibilidad de explotar una línea de negocio.

Hay voces en contra, exclamando la poca sensibilidad que se muestra poniendo en peligro trabajadores propios o de transportes. Otras, claman algún tipo de competencia desleal hacia un comercio minorista obligado a bajar persianas sin otra opción de intentar mantener el negocio. Y hay otras que desde la rabia entienden que se debe intentar mantener a flote el barco de la empresa de la forma que sea. Y ya se sabe que la supervivencia no entiende a menudo de sensibilidades.

Hablando en particular, de nosotros, de Comic SanTs, intentamos aprovechar este tiempo para construir. No sin un temor constante de no saber que pasará en un futuro que ya no es que pinte gris, es que directamente ya no tiene color.

Estamos construyendo ya la demasiado demorada tienda on-line, aprovechando las horas para intentar tener preparada una plataforma que nos permita, una vez pasada la crisis, llegar a mas personas y ofrecer unos productos por todos deseados.

Pero también estamos construyendo una comunidad. Desde que empezamos a realizar los directos en nuestro canal de Instagram, cada vez se unen mas aficionados y se crea una conversación de tu a tu que esta resultando muy productiva y estimulante.

No estamos, aun, a nivel de consolidados canales o influencers. Pero al acabar el directo, nos invade una sensación de comunidad que es, en todos los ámbitos, reconfortante.

Sabíamos que, en muchísimos casos, teníamos mas que clientes, teníamos amigos. Pero actualmente, de la desgracia, estamos sacando muchísima fuerza. Y esa fuerza la da la gente que día a día nos envían DM’s para saber como estamos, para comentarnos algo de algún personaje o comic, para preguntarnos de que ira el directo del día o para decirnos que tienen muchas ganas de que todo esto pase para poder visitarnos a la tienda.

Como decía, estamos sacando limonada de los limones. Y nuestra limonada se llama comunidad, amistad y apoyo.

En momentos así, queda claro que ser lector y aficionado a los comics es mucho mas que leer tebeos. Que ser “friki” es mucho mas que saberte al detalle las aventuras, vivencias, autores o fechas de publicación de tus héroes.

Ser friki es formar parte de una comunidad. Una comunidad que, actualmente, esta dando lo mejor de si y se apoyan los unos con los otros dándose ánimos, generando simpáticos debates para hacer mas llevadero el tiempo que parece no correr y, sobretodo, regalando su tiempo e interés en beneficio a los demás.

Si eso es ser “friki”, que sigue teniendo un sentido algo peyorativo, aunque algo menos en la actualidad, quizás hagan falta mas frikis en el mundo.

Y nosotros, estamos encantados de formar parte de esta comunidad. Por vosotros, por ser como sois, haremos lo imposible para seguir al pie del cañón.

Porque os lo merecéis. Porque nos lo merecemos.